lunes, 2 de septiembre de 2013

Prólogo de un martirio cósmico


Rebasados en forma empírica, el pragmatismo lineal, es como una compendio de ideas subyacentes que adquieren recomendaciones laborales cósmicas que escriben un diagnóstico psicomotor que reside un saber adelantado en mi tiempo de aceleración termoconductual, que expresa en un santiamen de un desuso bastardeado por la fuerza aglutinada en un dolor premenstrual cósmico, que podría expresar como en una expansión consustancial que aflora como un detonante para la actuación dolosa, embriagándose como un borracho lacerante que naufraga en un despecho noctilucente, abrigando el perdón figurativo que sostiene la marginación en un vaso de tequila, que desdeña la pinza del corazón en un acto ilocutorio para la canonización gestáltica y desvariado como una justificación despeinada, para que sortear la motivación sea un despintado carro de la victoria que asciende por el mar de la frustación.
Un exisitimo destilante para que las formas más aptas demuestren querencia al definido motor del absurdo locuaz.


No hay comentarios:

Publicar un comentario