sábado, 10 de enero de 2015

Infinito descreando soledad

Ella con sus infiernos, hace de la necesidad, la necesidad de ser el honrado para salvar su alma, como un risueño sueño de dolor que absorve el dolor para sentir la saciedad de su alma post salvación amatoria, creyendo así tener un día de suerte, puesto que la atención de ella sobre mi es el escape de la irrealidad para ser más claro en mi propio Ser poco reservado y más desmedido en mis actitudes, para arrollar el sentimiento infligido por su existencia, en soledad, como el nacimiento del Cosmos. Y en esa soledad, gritar su nombre hasta que mi garganta se apague, pero sabiendo que me escucha, aunque tenga miedo de verme pero sabiendo que ella quiere abrazarme y que mi pecho la proteja. Más protección que ésta no existe, ni el Kevlar, Titanio, solamente mi seguridad por ella, armando así un infinito para ambos.