martes, 27 de octubre de 2015

Mutualismo endiosado

La impericia del control real, como un extinto destino de un ramal ferroviario desactivado, sobrepone
a la indecisión de presionar la responsabilidad de simplificar cómodamente en un sillón irradiante de falsedades complicadas de anestesiar sin ser adultamente imperioso, puesto que el crepar formalmente extiende la disfonía y evita la voz inherte para la soledad contigua, arrasadora y perfecta, como la sombra impaciente cuya inhercia es la amortiguación reposante para rejuvenecer la perfección exigente, cuya onda es un enlace limitado y atiende como un gallego de bar, no muy ligado a la caricia, es la resolución salina de momento, cuyo resultado es la interacción debidamente amargada.


domingo, 18 de octubre de 2015

Mixtura colosal



Eventualmente la resistencia que alude al recibir la díscola matriz de subuyugar una traba neuronal displicente, se enfoca como un resúmen suprimido de una porquería trifasica como una empresa expensible de residuos alógenos que patogenizan la vida preocupada por indignarse como si fuera un deporte, como un pensmiento estrellado que produce la responsabilidad de extorsionar a la relación fagocitante, que lo premia en pos de un futivo extremo soleado, una suma a la arrogancia coloidal.