sábado, 16 de enero de 2016

Mar



Siento que al mirar el mar experimento en mi Ser, tu propio nombre como si la brisa marina cantara tu nombre y sintiera tus caricias y besos, como un anuncio de nuestro futuro encuentro, cuya velocidad es la que mueve el continuo corazón de nuestro Ser unificado, en un sostén de miradas y besos que exprimen al propio Universo para la superación propia de una gran marejada, como si fuera la extensión propia de ambos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario